Si has llegado a esta web es porque estás pensando en formar, ampliar tu familia o ya estás en el proceso. Para ello es muy importante estar informada y conocer tus derechos, familiarizándote con ellos.

¿Has pensando alguna vez si es necesario estar casada para formar tu familia? ¿Matrimonio o pareja de hecho? ¿Inseminación? ¿Por la Seguridad Social o por clínica privada? ¿Sabes qué es la filiación? Y si mi pareja tiene un hijo ya, ¿puedo adoptarlo?

 

Existen muchas maneras de formar una familia, pero dependiendo de ello, se necesitarán realizar ciertos pasos o cumplir ciertos requisitos. Con esta web te queremos informar de ello para que los trámites a nivel administrativo sean lo más claro y sencillo posible en tu camino a la maternidad.

 

¿De qué hablamos cuando nombramos la filiación?

La filiación es el estado de familia que se deriva de la relación entre dos personas de las cuales una es el hijo/a y otra la madre del mismo.

Esto se traduce en un reconocimiento legal de esta relación, madre-hijo/a y que lleva consigo la asignación como madre de unos derechos y deberes con respecto a ese niño/a.

Pero, y si el niño/a nace por inseminación, ¿La filiación es directa o necesitas cumplir distintos requisitos? ¿Te has planteado ser o eres la madre gestante o la no gestante? ¿Hay diferencia con respecto a la filiación?

 

¿Qué dice la ley?

Tal como queda recogido Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida, en el punto 3 del artículo 7: “Cuando la mujer estuviere casada, y no separada legalmente o de hecho, con otra mujer, esta última podrá manifestar conforme a lo dispuesto en la Ley del Registro Civil que consiente en que se determine a su favor la filiación respecto al hijo nacido de su cónyuge”

 

¿Y qué significa eso?

  • Para que la filiación sea directa tanto en madre gestante como no gestante es necesario que estén casadas – matrimonio - antes del nacimiento del bebé. No se acepta pareja de hecho, ni convivencia.
  • Para hacer este trámite, es imprescindible un documento de la clínica de reproducción asistida (tanto privado como público) certificando que se ha realizado el proceso con semen de donante anónimo y deberán constar los datos de ambas mujeres. Aunque en ese documento aparezca ambas mujeres, si no están casadas, no servirá de argumento para que se registe el niño/a a nombre de ambas.
  • Se tiene que informar al registro civil antes de nacimiento a través de un modelo de comunicación previa.

 

¿Qué pasa si no estamos casadas?

  • A la madre gestante se le asignará automáticamente la filiación con respecto a su hijo/a pero la madre no gestante no tendrá ningún reconocimiento ni ningún derecho. Es muy importante tenerlo en cuenta porque legalmente no podrás decidir sobre él. Imagínate las siguientes situaciones: una separación o fallecimiento de la madre gestante, ¿tendrías algún derecho? La respuesta es NO (aunque ya hay alguna sentencia al respecto, pero te ahorrará más disgustos de la cuenta). No sirven documentos internos que firméis las dos, ni una firma ante notario. La ley es muy clara al respeto, filiación directa de ambas madres si hay matrimonio antes del nacimiento, y si no hay matrimonio, existe otra vía pero que es más costosa.

 

Y, ¿qué se puede hacer entonces?

Si el niño o la niña nace posterior al matrimonio o simplemente no quieren casarse pero quieres tener derechos sobre ese niño. Habría que iniciar (incoar) un proceso de adopción. Esto valdría tanto para niños nacidos por inseminación en parejas que no cumplen el requisito de matrimonio como en el caso de querer adoptar el hijo de tu pareja.

 

¿En qué consiste el proceso?

No es obligatorio abogado y procurador pero puedes acudir por si te quieres informar o quieres que te lleven el caso, pero tendrá un coste. Puedes consultar en el Colegio de Abogados de Las Palmas: Plaza de San Agustín, 6, LPGC, 928 31 02 00

Tal como queda recogido en la Ley 15/2015, de 2 de julio, de la Jurisdicción Voluntaria:
1º Se presenta demanda ante el juzgado. Será competencia del Juzgado de Primera Instancia correspondiente al del domicilio del adoptante. 
2º Se le citará desde el juzgado tanto a la madre gestante como la no gestante para manifestar su asentimiento y consentimiento.
3º Una vez declarado firme el Auto de Adopción, el juzgado que lo dictó enviará el exhorto, comunicación del juez al Registro Civil donde esté inscrito el niño o la niña al objeto de que se inscriba.
4º Inscrita la adopción en el Registro Civil, podrá la familia proceder a la anotación correspondiente en su Libro de Familia.